Las proteínas desempeñan un papel fundamental para la vida, ya que contribuyen a fortalecer los huesos y músculos, refuerzan el sistema inmunológico, aportan energía, regulan la actividad y función de las células, mantienen y reparan tejidos y son las responsables de la formación de los jugos digestivos, las hormonas, la hemoglobina, las enzimas y las vitaminas.

Las proteínas están mayoritariamente presentes en los alimentos de origen animal, como en la carne (en el pavo, el pollo, la ternera…), en el pescado (en el atún, el salmón…), en la leche y sus derivados o en los huevos. También se encuentran en los alimentos vegetales, aunque en menor proporción, como en la soya, las legumbres, los cereales y los frutos secos. Estos productos ayudan a completar la dosis diaria que necesitamos de estas proteínas.

¿Quieres saber qué alimentos tienen más cantidad de proteínas? Anótalos y asegúrate de que no faltan en tu dieta.

Huevos

Los huevos son uno de los alimentos con más proteínas de la naturaleza (13 gramos por unidad). La parte en la que más cantidad de proteínas hay es en la yema, pero en ésta también se concentra el mayor nivel de colesterol y grasas. De ahí que muchos deportistas prefieran tomar solo las claras.

Atún

El contenido en proteínas del atún dependen de su forma de cocinado y consumo. El atún en lata, en aceite o al natural, suele contener más proteínas que el atún fresco: un solo envase puede llegar a aportar 12 gramos de proteínas. Sin embargo, las latas también contienen mayor concentración de sodio, por lo que tampoco conviene abusar de ellas.

Pollo

La pechuga de pollo es la carne blanca que mayor aporte de proteínas tiene (22 gramos por 100 gramos de producto). Además, cocinada a la plancha es más baja en calorías y grasas que el resto de carnes, de ahí que sea un alimento tan consumido por deportistas.

Pavo

Junto con la carne de pollo, la pechuga de pavo es una de las carnes más recomendables, ya que aporta una cantidad de proteínas alta -unos 24 gramos- por cada 100 gramos de producto y su porcentaje de grasas no llega al 2%.

Soya

La soya es el alimento de origen vegetal con mayor aporte de proteínas -36 gramos por 100 gramos de alimento-. Esto la convierte en una legumbre particularmente nutritiva y que resulta perfecta para vegetarianos o veganos, que no consumen carne.

Frutos secos

Los cacahuetes y los pistachos son los frutos secos más ricos en proteínas, con 24g y 19g por cada 100 gramos, respectivamente. Esto los convierte en un picoteo idóneo entre horas o en momentos como la merienda. Eso sí, con un puñadito te bastará.

Langostinos

Los langostinos son una excelente fuente de proteínas, con 24 gramos por cada 100 gramos de este marisco. Sus nutrientes son mejor aprovechados por el organismo cuando estos se consumen hervidos o al vapor.

Anchoas

Las anchoas son algo más calóricas que otros pescados, pero también contienen mayor cantidad de proteínas que la media de productos del mar, con unos 28 gramos por cada 100 gramos de producto. También poseen grasas saludables.

Garbanzos

Los garbanzos son una de las legumbres más consumidas en nuestro país. Te puedes beneficiar de sus nutrientes y de su proteína, ya que 100 gramos de garbanzos contienen 19 gramos de proteínas. Ideal para preparar platos calientes en invierno y ensaladas frías en verano.

Gelatina

La gelatina es un postre que hemos comido desde la infancia. Aunque no lo parezca, tiene una gran concentración de proteína: por cada 100 gramos estamos ingiriendo 84 gramos de esta sustancia. Todo un acierto para incluir en nuestra dieta.

4.5
6 votos
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *