Si estás pensando en empezar a hacer ejercicio, entérate de los beneficios de ejercitarte en compañía.

Al empezar con un nuevo programa de ejercicios, la sola fuerza de voluntad no suele llevarnos muy lejos. A la larga, es mejor practicar actividades que sean fáciles y divertidas. Si se hacen solo o con otros, es cuestión de gusto personal, pero ejercitarse con un compañero o en grupo te aportará mejores beneficios que hacerlo solo.

Las personas tienden a perseverar más en los programas grupales que solas. Incluso, los acuerdos informales entre amigos tienen la ventaja de responsabilizarnos con otra persona y no solo con nosotros mismos. En las clases de ejercicio en grupo, las personas pueden beneficiarse de la pericia y la motivación de un entrenado calificado, a menudo a un precio menos que las sesiones individuales.

Quizás la razón de mayor peso para ejercitarse acompañado son las endorfinas, estas son sustancias que alivian el dolor y brindan bienestar, incluso euforia. El organismo las produce al ejercitarnos solos, pero, según los estudios, quizá en mayor cantidad al hacer ejercicio en actividades grupales.

Una investigación hecha en la Universidad de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, plantea que realizar actividad física de manera grupal es más efectiva para mejorar la calidad de vida y el estado físico y emocional que los entrenamientos en solitario. Aunque en ambos casos se obtienen beneficios, quienes se ejercitaron acompañados obtuvieron, por ejemplo, una reducción de un 26 por ciento mayor en sus niveles de estrés.

“La actividad física sincronizada mejora el estado de ánimo y refuerza la vinculación social”, fue la conclusión de la investigación realizada. Este estímulo natural puede motivarnos lo suficiente para perseverar en la realización de alguna actividad física.

4.3
7 votos
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *