Con mucha frecuencia insistimos en el concepto en que el dinero nos permitirá alcanzar nuestros objetivos de vida, de hecho, muchos errores financieros se deben a que las personas no tienen claro qué es lo que realmente quieren lograr en la vida, ni conocen sus prioridades, que es lo que verdaderamente importa.

Al final, terminamos confundiendo deseos, necesidades y prioridades. Hay personas que necesitan tener algo que en realidad desean. Por ejemplo, sucede de manera muy frecuente con los autos, es probable que sí necesites tener uno por varios motivos, pero no ese de lujo que queremos comprar y para el que te tendrías que endeudar.

La publicidad juega un rol importante en todo esto porque está precisamente dirigida a lograr despertar nuestro deseo de pertenecer a cierta clase social, a cierto círculo. Los que saben disfrutar visten cierta marca de ropa o acuden a cierto tipo de lugares. En otras ocasiones te lanzan una serie de promociones únicas e irrepetibles, ofreciéndonos pagarlo en pequeñas cuotas.

Sin embargo, con eso estamos sacrificando nuestro futuro, posponiendo nuestros sueños. Son pocas las personas que ahorran para su retiro, hay que tener prioridades de acuerdo con tus gastos. Reflexiona y hazte la pregunta, ¿qué es lo más importante para ti en la vida? En tu respuesta reside la clave del manejo adecuado de tu dinero.

Al tener claras tus prioridades, podemos empezar a tomar decisiones de gasto que estén alineadas. Al saber que es lo más importante, podemos destinar parte del dinero que ganamos en ellas antes que gastarlas en otras cosas o también nos servirá para ver si nos alcanza para comprar aquello que deseamos. En pocas palabras podremos tomar entonces decisiones conscientes y efectivas.

¡Es el momento de que empieces a definir tus prioridades!

5
3 votos
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *