El primer paso para tener economía saludable es organizar eficazmente nuestra economía doméstica. Llevar un adecuado control  y planificación hará que enfrentemos la vida precavidamente.

Consejos prácticos

A continuación tienes algunos consejos para que organices tu economía y tomes así las mejores decisiones financieras:

  1. Analiza tu situación actual: Identifica los puntos fuertes y débiles de tu economía actual. Luego define la mejor forma de actuar para que la situación vaya en la dirección que más te interese. Para conseguirlo haz un balance económico de tu situación financiera.
  2. Establece un presupuesto: Contemplar los ingresos y gastos de lo que dispones te ayudará a identificar las herramientas para modificar nuestra economía. Al hacer este presupuesto debes tener en cuenta las siguientes variables: ingresos, gastos, gastos fijos, gastos variables y gastos prescindibles.
  3. Define tus objetivos económicos: Tienes que definir tus objetivos económicos a corto, medio y largo plazo. Estos objetivos deben ser alcanzables en función a nuestro nivel de gastos e ingresos personales.
  4. Establece una estrategia: Al ya conocer hacia dónde quieres dirigirte entonces tienes que decidir qué gastos eliminar, cuáles reducir, qué inversiones emprender o qué tipo de productos financieros te ayudarán a conseguir tus objetivos.

Con estos pasos lograrás establecer un correcto control de tu economía, pero ten en cuenta que todos los miembros de tu familia conozcan y compartan estos objetivos, necesidades y estrategias financieras para que en conjunto focalicen sus esfuerzos para lograr todos los objetivos marcados.

4.3
3 votos
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *