¿Sabías que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano?

Actúa como barrera frente a organismos nocivos, mantiene el equilibrio de líquidos y contribuye a regular la temperatura corporal, además es nuestra carta de presentación a donde quiera que vamos.
Al ser un órgano tan extenso, tiene numerosas diferencias, es decir, la piel de tu rostro no tiene las mismas características que la piel de tus brazos o tus piernas.
Si tuvieras la firme convicción de cuidar toda tu piel gastarías miles de pesos, ya que el mercado está lleno de productos demasiado específicos, crema de día para la cara, crema de noche, crema corporal, etc. Es importante destacar que aunque estos productos son buenos, sólo cuidan tu piel de manera externa.

El secreto para tener una piel sana, joven y radiante viene desde adentro.
Una dieta rica en antioxidantes, vitaminas y colágeno promueve una buena circulación, retarda el envejecimiento, tonifica tu piel, la mantiene fresca y libre de grasa. Todo esto suena muy bien, pero no siempre incluimos estos elementos en nuestra dieta diaria.

Califica esta publicación
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *