A veces, a pesar de nuestro trabajo y esfuerzo positivo para lograr nuestras metas, podemos caer en algunos malos hábitos que pueden hacer nuestro camino un poco complicado. Por eso te listamos ciertos hábitos y conductas que solemos realizar sin darnos cuenta:

Tener una mentalidad de corto plazo
Para ser exitoso tienes que tener metas a largo plazo que, eso sí, debes complementar con hábitos diarios que te lleven hacia la realización de dichos objetivos.

Tener excusas para todo
Para ser exitoso tienes que ser responsable de tu propia vida ya que tú decides hacia dónde vas. Tus resultados son producto de tus acciones, no del clima, ni del mal humor del taxista, ni la subida del precio del petróleo.

Ser excesivamente perfeccionista
No todo puede ser perfecto siempre, y eso puede llevarte a tener miedo al fracaso. Simplemente, toma acciones y vive aprendiendo, incluso de tus errores.

Rodearte de personas tóxicas
La gente con la que más tiempo pasas es la gente en la que te terminas convirtiendo. Si quieres ser exitoso, rodéate de gente que tenga los mismos intereses y ganas de vivir que tú, no de aquellos que te limitan y retrasan tus logros.

Ver mucha TV o perder tiempo en redes sociales
Si vives permanentemente pendiente de las malas noticias o de los chismes personales de tus amigos en Facebook, estarás perdiendo un tiempo valioso que puedes dedicar a enriquecer tu vida como, por ejemplo, educarte leyendo libros o mejorando tu negocio.

Hacer muchas cosas al mismo tiempo
Ser “multitasking” a veces no es tan beneficioso como creemos, más bien, te hace una persona dispersa que no puede enfocarse en una sola cosa a la vez para hacerla bien.

Salir con personas que no comparten tus intereses
Salir y compartir tiempo con amig@s no tiene nada de malo, pero sí lo puede llegar a ser si lo haces con gente no enfocada, ni positiva, o que sólo viven para pasar el rato. Es mejor que salgas con personas que van en tu misma dirección y metas en la vida. Ese es tiempo bien invertido.

Tómate el tiempo de analizar tu día a día e identifica cuáles son los hábitos que afectan tu camino hacia el éXito. Con ello podrás emprender pequeñas acciones que te ayudarán a ir deshaciéndote de las malas costumbres y mejorar aún más tu vida. ¡Tú eres el dueño de tu vida y de tu éXito!

Califica esta publicación
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *