Sabemos que tienes una vida ajetreada como Emprendedor FuXion, en la que estás enfocado en la expansión y creación de nuevas oportunidades. Esto tiende a ocupar la mayoría de tu tiempo y, así, seguir una constante dieta saludable puede ser a veces una tarea complicada.

Por eso, aquí te mostraremos algunas maneras para comenzar a cortar con hábitos alimenticios poco saludables, especialmente con alto contenido de sodio y azúcares como un primer paso para comenzar un estilo de vida más sano.

En primer lugar, ¿qué son azúcares añadidas?

Son azúcares adicionales y jarabes añadidos a los alimentos o bebidas cuando se procesan o preparan.

¿Y qué pasa con el sodio? ¿Cuánto es demasiado?

Tu cuerpo necesita sodio para funcionar bien. Los adultos que cuentan con buena salud deben limitar su ingesta de sodio a 2.300 mg por día, por lo que cualquier cantidad superior a ese número puede considerarse demasiado.

Ahora que tienes una idea de cuáles son los culpables más comunes en una dieta poco saludable, aquí tienes algunas maneras para comenzar a disminuir tu consumo diario de sodio y azúcar:

Sodio

  1. Lee la información nutricional para conocer la cantidad de sodio en tus alimentos y bebidas por porción.
  2. Elige productos reducidos o bajos en sodio.
  3. Obtén vegetales frescos o congelados frescos.
  4. Compra pollo o aves, mariscos y carnes frescas o congeladas.
  5. Omite los alimentos pre envasados.
  6. Compara las marcas y selecciona la más baja en sodio, ya que estas varían y sus ingredientes también.
  7. Utiliza especias o condimentos bajos en sodio.

Azúcares

  1. Toma mucha agua y no agregues azúcar a tu té o café. Si sientes que necesitas un poco de endulzante, opta por un sustituto de azúcar natural como Stevia.
  2. Aléjate de los refrescos.
  3. Come frutas como postre o como merienda dulce.
  4. Evita ingredientes como jarabe de maíz, azúcar invertido, cualquier cosa que termine en “osa” (por ejemplo, Dextrosa), néctares y miel.
  5. Compra tantos alimentos sin azúcar como puedas para equilibrar tu despensa o refrigerador.
  6. Come más proteínas y grasas (no saturadas, listadas como grasa total en la etiqueta de información nutricional).
  7. Añade sabor en lugar de azúcar. Utiliza extractos de vainilla, canela, nuez moscada u otras especias para mejorar los sabores y frenar la necesidad de azúcar.

Puedes tardar varias semanas el acostumbrarse a comer más saludable con una menor cantidad de azúcares y sales, pero vale la pena intentarlo. El fin no es cortar con todo el sodio o azúcares de tu dieta, sino más bien un intento de crear un ambiente más favorable en tu cuerpo para comenzar a sentirte mejor cada día, facilitando poco a poco una alimentación y una vida más saludable.

5
1 voto
Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *